Museo Ara Pacis_Roma_Italia #Arquitectura



“La luz es usada como una metáfora del bien en toda su perfección, en el significado atribuido por filósofos, poetas, pintores, músicos, políticos y papas. En arquitectura como en cualquier otra expresión creativa, la luz ha sido siempre una fuente de éxtasis e inspiración”
Richard Meier



El Museo Ara Pacis o Altar de la Paz es una edificación diseñada por el Arquitecto Richard Meier, para albergar y proteger el monumento del que tomó su nombre. Se encuentra ubicado en el centro de Roma y ha sido uno de los dolores de cabeza más grandes que ha tenido este fantástico arquitecto.
El edificio es contemporáneo y minimalista, con importantes ingresos de luz natural, posee varios espacios adicionales aparte del gran salón,  un auditorio, cafetería, zona de restauración, sala de exposiciones y tienda. Inaugurado en 2006, fue la primera intervención contemporánea de la ciudad, lo que generó una fuerte controversia entre italianos conservadores, también se aprovechó como símbolo político y ha estado en estudio la posibilidad de su reforma o demolición.
Visto desde fuera, como turista y arquitecto, es uno de los edificios más interesantes que he encontrado, tuve la oportunidad de estar allí varias veces, permanecer sentada en las escaleras a la espera de alguien, o solo disfrutar el ambiente, para mi resulta un problema inexistente.
El edificio responde a importantes condicionantes como son la topografía, el rió y el contexto urbano, donde se encuentran varias reliquias de la arquitectura de la ciudad.
El arquitecto ha concedido una gran importancia a los materiales, los cuales han servido para alcanzar sus objetivos tanto en lo funcional, el tratamiento de la luz, como en la integración del mismo en su contexto urbano. Éste último ha sido el causante de la inclusión del travertino en la obra, un tipo de piedra utilizado en la urbanización de la zona en los años 30 y bien conocido por el arquitecto. Por lo demás domina el vidrio, que le concede un carácter liviano y abierto, y el friso blanco, una solución propia de Meier, marca de su estilo arquitectónico.

La Arquitectura no tiene fronteras ni tiempo, es un lenguaje universal, considero que la hermosa ciudad de Roma se ha enriquecido con esta edificación, demolerlo sería un acto infinitamente primitivo y representaría una gran pérdida arquitectónica para la humanidad.






























Fotografías: Florangel Rodriguez, Google
Dibujo: 42-Casadei Cristina-Museo Ara Pacis
Texto: Zona Arquitectura