Zona Arquitectura

Filarmónica del Elba_Hamburgo_Alemania #Arquitectura





Te parece que ves dos edificios, estas en lo cierto! La base de esta obra es El Kaispeicher A, un antiguo almacén de cacao que se posó en la punta de Kaiserhöft –Puerto de HafenCity en el Río Elba- desde 1963. Anteriormente, existió otro edificio de estilo neogótico – Kaiserspeicher, el cual fue destruido por los ataques de la Segunda Guerra Mundial, y que se convirtió en símbolo de la ciudad desde ese momento.
Sobre este almacén, con gran connotación histórica, es donde los arquitectos realizan su intervención, pero de un modo peculiar, ya que respetan al edificio y a su historia, no invaden, esconden o destruyen lo que ya existe, sino que resaltan y destacan su potencial.

La Filarmónica del Elba es una obra de gran carácter, en la que confluyen arte, arquitectura e historia, conformando este espléndido edificio. Esta construcción surge como respuesta a la  necesidad por refuncionalizar parte de la zona portuaria de la ciudad de Hamburgo, además de inculcar en ella, una identidad musical, logrando generar un nodo cultural para toda la población alemana, como también un reconocimiento internacional como obra destacada. El edificio presenta un programa variado, compuesto entre otras actividades por: salas de conciertos, plaza pública, hotel, apartamentos residenciales, locales gastronómicos, garajes. La fundación se formó desde el almacén histórico Kaispeicher A. Por encima de esta enorme base sólida flota el nuevo y ondulante edificio cristalino. Se plantea un recorrido que va descubriendo todos los rincones de la espléndida obra. Él mismo comienza en una escalera mecánica de 82 metros de largo, “ingeniosamente curva”, que sorprende al visitante hasta su llegada a la Plaza pública en la parte superior del techo del antiguo almacén. Aquí, a una altura de 37 metros, la construcción deslumbra con una impresionante vista panorámica de la ciudad. La taquilla, la entrada del vestíbulo del hotel y la escalera mecánica del Gran Salón se encuentran en la Plaza. Los huéspedes están invitados a pasar el tiempo en los restaurantes y bares que están cerca.

El corazón de la Filarmónica del Elba es el Gran Salón. Toda la sala está aislada acústicamente del resto del edificio. En ella, los asientos se disponen y se levantan alrededor de la orquesta situada en el centro. La tarea de diseño acústico se encomendó a la especialista Yasuhisa Toyota. Además del Gran Salón, está la pequeña sala "Recital Hall" con una capacidad de alrededor de 550 personas. Aunque es excepcionalmente adecuada para la música de cámara, la sala también puede acoger bailes y banquetes. Otro espacio es el "Kaistudio", situado en la fundación, tiene capacidad para 150 personas y es excelente para la música experimental. La construcción de ladrillo rojo también alberga el Museo Klingende, las salas de ensayo y un garaje subterráneo con más de 500 plazas de aparcamiento.

El proyecto estuvo a cargo de la reconocida firma Herzog & De Meuron, que lograron con estupenda maestría, generar una edificación icónica, respetando la importancia histórica de lo existente, sin dejar de innovar, en tiempos en los que, se demuelen obras de gran valor arquitectónico, sin mostrar un mínimo de vergüenza.
A partir de la intervención en un punto de la ciudad, toda la zona que lo rodea será revitalizada como efecto desencadenante de la intervención inicial. Los ciudadanos de Hamburgo estaban familiarizados con el Kaispeicher, pero sólo las personas que trabajaban en el puerto tenían acceso a la zona. La Filarmónica del Elba, con su plaza de acceso libre,  ofrecerá a todos, la oportunidad de disfrutar de las vistas sobre toda la ciudad. 




Fotografías: Maxim Schulz, Thies Raetzke, Michael Zapf, Iwan Baan, Johannes Arlt, Oliver heissner, Jorg Modrow. 
Texto:  http://www.fadu.edu.uy/viaje2015/articulos-estudiantiles/la-filarmonica-del-elba/ Zona Arquitectura.